Signo zodiacal LEO


Introducción
Leo Leo es el quinto signo del zodiaco y rige a los nacidos entre el 24 de Julio y el 23 de Agosto. Los nativos de este signo son altivos y orgullosos pues tienen gran seguridad en sí mismos, son los hijos del radiante Sol y sobresalen con facilidad. Leo es líder y vive todo con gran intensidad. 

La seguridad que tiene Leo en sí mismo le hace aspirar al mando, al éxito social, tiene una gran visión del presente, vive de cara a lo que ocurre, no se esconde. Leo afronta su propia existencia tratando de controlarla y de vivirla al cien por cien con absoluta conciencia y pisando fuerte. 

Leo es un signo fijo porque se desarrolla en la plenitud de una de las estaciones del año: el verano en el hemisferio norte y el invierno en el hemisferio sur. Debido a esta característica, Leo busca la estabilidad y la seguridad, es el señor del lujo y del confort, le agrada todo lo que reluce y eso sólo se consigue con dinero. 

Leo le corresponde la quinta casa del zodiaco, es la casa de la vitalidad personal, de las facultades creativas del individuo, esta casa gobierna los deseos y los placeres, el gusto por la buena vida, Leo es sobre todo un bon vivant. Esta casa también es la de los hijos y la del amor vivido en su expresión más placentera y aventurera.



Símbolo
Leo Leo tiene como símbolo al León de Nemea, animal mitológico al que Heracles tuvo que matar para demostrarle a la diosa Hera que él era más que un simple mortal. Heracles es uno de los semidioses griegos, hijo de Zeus y de Alcmena, una de las múltiples féminas mortales a las que el dios del Olimpo poseyó gracias a sus buenas o malas artes. 

Para demostrar su condición 'divina', Heracles tuvo que afrontar 12 pruebas, entre ellas matar al fiero e invencible León de Nemea, al que no podía herir arma alguna. Heracles primero aturdió al león con su garrote, le lanzó todas sus flechas afiladas como puñales de bronce y después lo estranguló; pero antes perdió un dedo entre los colmillos de la bestia. 

Luego de matarle, Heracles debía vestirse con la piel del León de Nemea que era a prueba de hierro, de bronce y de piedra. Heracles empleó horas intentando desollar al león pero le fue imposible, finalmente Atenea -diosa de la guerra, la sabiduría y de las artes- disfrazada de vieja bruja, le dijo a Heracles que las mejores herramientas para cortar la piel de tan temible bestia eran las propias garras del león. 

De esta forma, con una pequeña intervención divina, Heracles consiguió la piel del León de Nemea, que desde entonces vistió como armadura, utilizando su cabeza como yelmo. Para honrar la valentía y el poder de Heracles, Zeus convirtió al León en una constelación perennizando así la gran hazaña del semidiós.



Características
Leo Leo es egocéntrico, valiente, audaz, vital, el León deslumbra con sus brillos y fastos. Sin embargo, toda su magnificencia puede ser desmontada por las artes del amor y/o de la pasión. El placer y el hedonismo, en una relación o fuera de ella, pueden hacer que Leopierda la cabeza y ver rendirse a un Rey o a una Reina, es siempre una experiencia interesante. 

Leo le encanta dominar la situación y lo consigue sin esforzarse demasiado, pues su personalidad impone. Leo es extrovertido, y su gran pasión por la vida le impide tener una vida monótona, el León -independientemente de la edad que tenga- gusta de las emociones fuertes y de la novedad en todos los aspectos de su vida. 

Fanfarrón por excelencia, Leo sabe de todo, tiene opinión formada de todo y cuando la emite, lo hace autoritariamente. Este signo también es terco, cuando quiere algo lucha para obtenerlo, lo cual podría resultarle perjudicial, pues aunque se dé cuenta de que su objetivo es equivocado, sigue hasta las últimas consecuencias. El Rey del zodíaco no sabe claudicar. 

Otro de los riesgos que corre Leo , es la sobrevaloración de sus propias facultades, la sublimación de su propio ego da como resultado un individualismo exacerbado por excesivo. Los Leo que se encumbren solos, reflejarán en su personalidad el lado oscuro de toda la brillantez de la que son capaces cuando fluyen inarmónicamente. 

Si llega a predominar el ego y el individualismo de Leo , entonces se habrá hecho esclavo de su propio orgullo con fuerte tendencia a la megalomanía: él es lo más importante y excelso. Por otro lado, la confianza en sus propias fuerzas será tan desproporcionada, que volcará todos sus esfuerzos en conseguir cosas en el plano estrictamente material. 

La evolución interior propia quedará de lado, dando paso a un Leoautoritario, pendenciero, exhibicionista, tirano y con un afán desmedido de dominio; el león necesita sobre todo inspirar respeto, es el rey de la selva y exige ser tratado según rango y posición, Leo no soporta que le falten o se burlen de él, pues quien lo hace, hiere su orgullo fatalmente. 

El autocontrol de su fuerza vital es importantísimo para Leo . Si no quiere caer en los excesos mencionados, debe aprender a contenerse, pues sólo así tendrá un desarrollo que le permita armonizar con su entorno. De no ser así, vivirá en una verdadera selva, la que él plantearía con su irreflexión y desenfreno.

Elemento
Fuego Fuego es el elemento de Leo , y le confiere capacidad de acción, fuerte individualidad, gran confianza en sí mismo, le hace sentir que el mundo gira a su alrededor y por eso Leo puede llegar a ser tildado de egocéntrico. Fuego también hace de Leo un signo líder. Bien aspectado es motivador y entusiasta, pero fácilmente traspasa límites y se torna impulsivo. 

Fuego otorga a Leo la fuerza y a veces la inconsciencia para dejarse llevar por su instinto sin mayor reflexión. El objetivo primero de Fuegoes hacer que Leo confíe en sus intuiciones, que exprese su naturaleza expansiva sin tapujos. Fuego en Leo es fuerza, es alegría de vivir por la vida misma, es flama en permanente excitación. 

Fuego se deja llevar por sus intuiciones, su fuerza vital es energía pura que no sabe de quietudes, sólo de potencias personales, íntimas y sociales. Fuego siempre modifica lo que toca, es seductor y agresivo, su paso no deja indiferente pues o calienta, o abrasa, pero no pasa desapercibido. 

Las personas que tienen a Fuego como elemento, son impetuosas, voluptuosas, apasionadas por lo que hacen, por su forma de vida y por el amor o el deseo que se les cruza en el camino. Sin embargo al León le cuesta entregarse completamente a alguien, por lo que muchas veces flirtea o mantiene relaciones paralelas. 

Fuego no necesita el apoyo de los demás, y lo da a entender con su fuerza y su vitalidad evidentes. Fuego es autosuficiente, tiene seguridad en lo que hace y la voluntad para realizar todo lo que se proponga, sin embargo, todas estas capacidades y seguridades no evitarán que alguna vez se sienta solo contra del mundo, e incomprendido por su entorno.

Planeta
El Sol El Sol rige a Leo . Así como los planetas rotan alrededor del Astro Rey, así mismo pretende Leo que todo gire en torno suyo. Y es que El Sol astrológicamente también es el núcleo de la personalidad. 

El Sol representa el 'YO' consciente, la fuerza vital, la energía radiante, el conocimiento de sí mismo, es el punto más completo de la evolución personal. El Sol en sentido positivo también representa la madurez pues confiere confianza en sí mismo, sabiduría y orgullo. 

El Sol también confiere creatividad, generosidad, lealtad, calor humano; cuando se encuentra en buena posición en la carta natal, sugiere entusiasmo y desarrolla la ambición, la independencia, el espíritu de dominio, la autoridad personal y suscita la admiración y confianza de los demás. 

El Sol potencia el ego de Leo y hace que se exprese a través de la creatividad, del sexo, de los placeres de la vida y mediante las relaciones con los hijos. Leo , al ser gobernado por El Sol , también corre el riesgo de caer en excesos y abuso de las propias fuerzas, pues su enorme ego puede convertirle en un ser temerario con ambiciones de 'dominar al mundo'.

Género
Masculino Masculino es el género de Leo lo que le hace dinámico, extrovertido y activo. Los signos masculinos son los signos de acción, son líderes. Leo al ser de Fuego además es vital, enérgico, apasionado, optimista, es directo, disfruta de vivir intensamente con su pareja. Si no sabe controlarse, Leo puede llegar a ser violento, también actúa impulsivamente sin pensar ni medir las consecuencias de sus actos. 

Al ser Masculino Leo también es un signo de polaridad positiva, es de los que inician la acción, no espera a ser convidado, él avanza hacia el objetivo y lo aborda, además tiene una libido potente que va directo a la satisfacción de sus intereses, es por esto que Leo es pasión pura y hedonismo que arrasa. Su vitalidad y atractivo le permiten 'llegar, ver y vencer' sin mayores preámbulos ni dificultades.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO