CONOCE LAS PROPIEDADES CURATIVAS DEL LAPISLÁZULI


Actúa sobre el chakra del entrecejo, pues desbloquea las emociones, libera la intuición y ayuda a la conciencia a alcanzar su propio poder.



Considerada como la piedra del poder, sabiduría y realeza. Proviene de la mitología de los egipcios al creer que usando este cristal era posible conectarse con los dioses.
Siempre ha sido una piedra de privilegios, ornamentando joyas y amuletos, usada por los reyes y personajes religiosos.
Los egipcios pulverizaban esta piedra y la usaban para neutralizar venenos.
En meditación facilita el camino de la sabiduría y equilibra los momentos de incertidumbre y escepticismo.
Sus vibraciones azules conectan con el sistema glandular, en sus tonalidades más oscuras y las claras purifican y liberan las energías.
El lapislázuli nos conecta con nuestro ser interno, con la meditación, la devoción, la introspección, a nuestra capacidad de confiar en lo superior.
Expresión, comunicación, meditación, desarrollo del tercer ojo.

Asociado con Sagitario. Se le atribuye la virtud de atraer a los espíritus altamente evolucionados y poderosos. De hecho se creyó siempre que el poseedor de esta piedra estaba dotado de grandes poderes sobrenaturales. Ejerce mas influencia cuando es llevado por las personas que tengan el signo solar ascendente o signo lunar en Sagitario.

Para activar la comunicación.
Cura la melancolía y el insomnio.

Los egipcios por otra parte confeccionaban su escarabajo sagrado en oro puro e incrustaciones de esta piedra. Se dice que promueve la alegría de vivir, la esperanza y las influencias solares.

Trascendencia del Ego. Ayuda a convertirse en un canal limpio y ver a los demás sin juzgarlos.
El lapislázuli era una piedra sagrada para los egipcios. La utilizaron en sus templos porque creyeron que era una piedra del cielo (por su color que parece al cielo nocturno con manchitas plateadas que parecen estrellas).

El lapislázuli es maestro de luz. Es la piedra de la sabiduría, de la verdad, de la integridad y de la iluminación. Es protector contra los ataques psíquicos externos.
Piedra Yang, es un importante activador de energía. El lapislázuli establece relaciones de amor y amistad, y ayuda a expresar los sentimientos y emociones. Te anima a hacerte cargo de tu vida.
El lapislázuli comparte con la turquesa la distinción de estar entre las gemas más apreciadas de antiguas civilizaciones.
Se creía que curaba la melancolía y la fiebre.
En Roma era considerado como un poderoso afrodisíaco.


Propiedades curativas:

Fortalece el sistema inmunológico.
Cura dolores de garganta.
Cura la melancolía y es indicada para el tratamiento de las afecciones del bazo.
Calma dolores de cabeza.
Es un antidepresivo.
Importantes propiedades cicatrizantes, purificadoras y curativas.
Cura, fortalece o ayuda contra faringe, esófago, tiroides, linfa, pituitaria y timo, bazo, corazón y parasimpático.
Ayuda en problemas de pulmones.
El Lapislázuli cura los cálculos biliares.
Contra el insomnio.
Evita los abortos y todo tipo de calamidades.

Propiedades espirituales:

El lapislázuli trae sabiduría.
Es una piedra para el espíritu.
Se conoce como la piedra de la comunicación.
Ayuda a pensar, despierta la mente a una conciencia superior, muy utilizada en la meditación, desbloquea los chakras.
Eficaz en el desajuste emocional, cura la melancolía.
Atrae la fortuna y la fama.
El Lapislázuli puede ayudarnos a clarificar nuestros pensamientos cuando nos sentimos rodeados del caos.
De esta manera puede guiarnos en la toma de decisiones o simplemente en la organización de ideas o planes.
Su energía también influye sobre el embotamiento mental ayudándonos a despejarlo.
Nos ayuda a tomar consciencia de nuestros verdaderos problemas y nos da pistas para saber cómo solucionarlos.
También es un cristal comunicador de manera que resulta imprescindible cuando sabemos que vamos a tener que hablar mucho y bien como en un examen, una entrevista de trabajo, etc. Al margen, también puede ayudarnos a expresarnos correctamente y a armonizar nuestros pensamientos con nuestra palabra. Esto es especialmente útil en aquellas personas que por su timidez no son capaces de hablar como quisieran.
El Lapislázuli es una de esas piedras que conviene tener a mano en el trabajo espiritual.
Básicamente su fuerza se concentra para desbloquear las energías de los chakras, de manera que es especialmente útil para desbloquear el tercer ojo y permitirnos desarrollar todas esas capacidades que llevamos ocultas.
Así nos permite desarrollar nuestra intuición y tener una mayor claridad de pensamiento espiritual.
A su vez, por sus tonalidades azules, es fabuloso para trabajar sobre nuestra voz interior.
Para escuchar correctamente a nuestro espíritu y a la vida.
Puede ayudarnos también a tener nuestras percepciones más refinadas y obtener así una mayor conexión con el Todo.
También es un buen estabilizador psíquico lo que nos permite entre otras cosas aprender a discernir entre realidad y fantasía, entre intuiciones espirituales y sueños mentales.
También se la utiliza para obtener abundancia.
Tiene el favor divino y otorga la capacidad y el éxito.
Atrae energías de espíritus altamente evolucionados.
Libera de situaciones traumáticas del pasado.

El lapislázuli es una de las piedras del tercer chakra, del quinto chakra, del sexto chakra y del séptimo chakra, de modo que es fabulosa para activar la energía de estos importantes centros de poder.
Colocado sobre la frente, desbloquea el funcionamiento de la mente.
Señala el camino de la iluminación y ayuda a la apertura del tercer ojo.
La persona que use Lapislázuli debe estar conectada armoniosamente con la pirita.
En meditación se usa colocándola sobre el tercer ojo para desbloquear el funcionamiento de la mente y liberar las fuerzas intuitivas.
Marca el camino de la iluminación, dando claridad mental y capacidad psíquica.
Es la «cúralo todo».
Aumenta el poder espiritual del individuo, hace el cuerpo más sensitivo y eleva la tasa vibratoria a altos niveles.
Provee vitalidad.
Símbolo de poder interno y externo.

Con la Amatista, Cuarzo Verde y Cuarzo Rosa se logra un camino al conocimiento y paliar profundamente los estados de temor, incertidumbre, opresión, amargura y depresión.
Tradicionalmente es buscado para mejorar estados de elevación espiritual, útil para liberar angustias, mejorar la capacidad mental.
Contra la fiebre.
Para el sistema respiratorio.

Lapislázuli o Azulita
Aumenta la capacidad de comunicación, haciendo que otras personas comprendan nuestros pensamientos.
Ayuda a pensar racionalmente.
Abre la mente y la ayuda a los planos de la conciencia superior.
Purifica el cuerpo entero.
Descongestiona toda la región de la garganta.
Actúa con eficacia en los casos de hinchazón, escozor, inflamación, erupciones, fiebre, presión sanguínea insuficiente y menstruaciones dolorosas.
Combate las depresiones y los dolores de cabeza de origen nervioso.
Impulsa a nuestro " yo " a cobrar conciencia de su naturaleza inmortal.
Da poder. Ayuda a la comunicación con entidades superiores.

Estimula la iluminación
Potencia el trabajo con los sueños y las capacidades psíquicas
Facilita el viaje espiritual
Estimula el poder personal y espiritual

El lapislázuli libera rápidamente del estés, trayendo una paz profunda
Posee una enorme serenidad y la clave de la realización espiritual
Es una piedra protectora que contacta con los espíritus guardianes
Reconoce el ataque psíquico, lo bloquea y devuelve su energía a su fuente
Enseña el poder de la palabra hablada
Invierte maldiciones
Armoniza los niveles físico, emocional, mental y espiritual
Te anima a hacerte cargo de tu vida
Revela la verdad interna
Fomenta la autoconciencia
Permite la auto expresión sin retener nada ni hacer concesiones
Elimina la cólera reprimida
Aporta honestidad, compasión y rectitud
Estimula las facultades mentales superiores, aportando claridad y objetividad
Establece relaciones de amor y amistad
Ayuda a expresar sentimientos y emociones
Alivia el dolor de migrañas
Permite superar la depresión
Limpia los órganos
Es benéfico para los sistemas nervioso y respiratorio, la garganta, la laringe y el tiroides
Limpia el tuétano de los huesos
Limpia la glándula timo
Ayuda a superar las pérdidas de audición, purifica la sangre y potencia el sistema inmunológico
Alivia el insomnio y el vértigo y reduce la presión sanguínea

Los hindúes aseguran que ayuda a quemar el Karma o el fruto de acciones negativas del ser humano. Tradicionalmente se le ha considerado un símbolo del poder y realeza, desde la época de los egipcios, que lo han utilizado en abundancia, ya que se pensaba que era la gema de los dioses. Lo empleaban en polvo, para neutralizar el efecto de venenos y curar algunas enfermedades. En meditación se usa colocándola sobre el tercer ojo para desbloquear el funcionamiento de la mente y liberar las fuerzas intuitivas.
Es LUZ absoluta y se ha escrito que es la intercomunicación con otros planetas, además de haber sido fundamental para la existencia de la Atlántida. Muy servicial para quienes la buscan y la aman. Ayuda en la tiroides, pulmones y bazo.

Despierta espiritualidad. Ayuda a combatir la depresión.

PROPIEDADES CURATIVAS Y ESPIRITUALES

Eficaz en el desajuste emocional.
Cura la melancolía y es indicada para el tratamiento de las afecciones del bazo.
Atrae la fortuna y la fama.
Abre el chakra de la corona
Afinidad con los signos de: Tauro, Cáncer, Capricornio, Acuario, Libra
Este mineral se puede adquirir en variadas formas, las piedras roladas como objeto personal para uso cotidiano. Al estar el Lapislázuli relacionado con el sexto chakra o frontal, le infiere una capacidad regeneradora cerebral. Se puede hacer relax y meditación con una piedra rolada colocada en la frente, durante 15 minutos. Los resultados se irán notando con el paso del tiempo y la agilidad para la concentración

Signos afines a la piedra
Acuario, Libra, Cáncer y Capricornio.

Utilidades, Aplicaciones y propiedades curativas

Colocar un lapislázuli engarzado colgando del cuello,  para prevenir o combatir la tristeza, la depresión y los trastornos psicológicos.
Colocar un lapislázuli durante diez minutos diarios en el centro de la frente (entre las cejas), acostados y en estado de relajación, para prevenir o curar las enfermedades mentales, psicológicas, piscosomáticas y ayudar a vencer la timidez. También para potenciar el poder de concentración.
Colocar un lapislázuli durante diez minutos diarios en el centro de la garganta, acostados y en estado de relajación, para vencer la timidez, la dificultad en la expresión y la comunicación, las enfermedades de las vías respiratorias y para despertar la capacidad de perdonar a nuestro prójimo.
Colocar un lapislázuli en la coronilla sujeto con un pañuelo, durante diez minutos diarios, acostados en estado de relajación, para alcanzar el conocimiento de la pura verdad, potenciar el entendimiento y lograr que nuestros pensamientos sean positivos, y puros.

APERTURA Y TRATAMIENTO DE CHAKRAS: Abre y estimula el chakra de la corona (Sahasrara), entendimiento.

Aumenta habilidades psíquicas, abre clarividencia, limpieza (expresión) de la garganta, alinea cuerpos etéricos, mentales y espirituales, amplificador de pensamiento.

Tauro, Sagitario y Acuario
Laringe, faringe, esófago, tiroides, linfa, pituitaria, timo, bazo, corazón y sistema parasimpático.

Esta piedra siempre ha sido muy valorado en la historia. Incluso aquellos que creen en la existencia de la Atlántida comentan que se levantó gracias al lapislázuli. En Egipto era una piedra muy codiciada incluso con motivos medicinales. El lapislázuli puede ayudarnos a clarificar nuestros pensamientos cuando nos sentimos rodeados del caos. De esta manera puede guiarnos en la toma de decisiones o simplemente en la organización de ideas o planes.

Ayuda a pensar, despierta la mente a una conciencia superior, muy utilizada en la meditación, desbloquea los chakras.  Es indicada para el tratamiento de las afecciones del bazo. Atrae la fortuna y la fama. Abre el cahkra de la corona Afinidad con los signos de: Tauro, Cancer, Capricornio, Acuario, Libra

Extraída en Afganistán durante más de 7.000 años, la “Piedra Armenia” es una roca permanente – sí, es una roca –; a diferencia de las otras gemas, es un compuesto de varios materiales con salpicaduras centelleantes de pirita (o oro de los locos) que refuerzan su aspecto místico. Además de sus importantes propiedades cicatrizantes, purificadoras y curativas, el lapislázuli supuestamente también señala el camino de la iluminación y ayuda a la apertura del tercer ojo. Era popular entre los antiguos alquimistas (que la llamaban sapphirus), se utilizaba en medicina, cosmética y pintura. También se creía que otorgaba habilidad, éxito, favor divino, sabiduría de anciano y que curaba los dolores de garganta. ¡No es de extrañar que fuera tan valiosa como el oro!
La antigua ciudad de Ur ya mantenía un floreciente comercio de lapislázuli en el cuarto milenio antes de Cristo y aparece en varios pasajes del Libro de los Muertos como piedra de inscripción. Era una de las piedras que figuraban en el bíblico “Peto del Juicio” de Aaron (Éxodo: xxviii, 15-30). Pero los romanos (típicamente) creían que era un poderoso afrodisíaco. En la Edad Media, se creía que mantenía los miembros sanos y liberaba el alma del error, la envidia y el miedo. Cuando se introdujo por primera vez el lapislázuli en Europa, se le llamó ultramarino, que significa más allá del mar.

El lapislázuli molido mezclado con aceite era el secreto del azul en el ultramarino, el pigmento con el cual los pintores solían pintar el mar y el cielo hasta el siglo diecinueve. De entre las piedras preciosas, el lapislázuli es la única “roca” (compuesta por varios minerales en vez de por uno solo).

El azul característico proviene de los minerales de sodalita, el blanco de la calcita y sus centelleantes salpicaduras doradas de la pirita. Todos los lapislázulis son opacos. El lapislázuli viene en segundo lugar en cuanto a popularidad en la joyería de hombre, después del ónice negro, mientras que en la joyería de mujer su uso más común es en cuentas o pendientes. La calidad superior se caracteriza por ser de un azul oscuro e intenso, sin calcita visible y unas simples salpicaduras de pirita.

El "azul real" (“royal blue”) es un término que describe un material de calidad.
Cuanto más claro se vuelve el color (indicando mayor presencia de calcita) más disminuye el valor del lapislázuli, siendo la calcita visible un claro perjuicio. La calidad de la talla también es un factor importante para el valor.

Las propiedades esotéricas del Lapislázuli


Energía: Receptiva.

Planeta: Júpiter.

Elemento: Agua.

Deidades: Ra, Amon, Venus, Nuit, Luach Lurgan.

Metal Asociado: Oro.

Poderes: Curación, alegría, amor, fidelidad, psiquismo, protección, coraje, ayuda a niños.

Afinidad con los signos del zodiaco: Tauro, Sagitario, Cáncer, Capricornio, Acuario, Libra.

Chakras: Garganta y tercer ojo.

Advertencia:
Una piedra de lapislázuli, como he señalado anteriormente, es una piedra MUY CARA. Por ello hay que tener cuidado a la hora de comprarla. La mayoría de los cantos rodados que nos venden de esta piedra no son la piedra en sí, sino otra piedra a la que se le ha pegado polvo de lapislázuli sobrante (generalmente) de la fabricación de joyería. Así que debemos tener cuidado cuando compremos esta piedra para que no nos vendan algo que no es.

Rituales:
Para atraer el amor espiritual:
Usa un trozo de lapislázuli sin pulir con el borde afilado. Ahora coge una vela de color rosa.  Carga la piedra y la vela rosa con tu necesidad de amor (El amor en sí propiamente dicho, no en una persona concreta). Con la punta del lapislázuli graba un corazón en la vela. Colócalo cerca del candelabro y enciende la vela. Medita y concéntrate en como el amor llega a tu vida. Deja arder la vela totalmente y lleva el lapislázuli siempre contigo.

Para curar a un amigo:
Sostén un trozo de lapislázuli en la mano y visualiza a la persona enferma como un ser humano curado, sano y en perfecto estado. Ahora visualiza como la energía curativa fluye desde el interior de la piedra y va, aumentada y especificada, a la persona en concreto.

Para la purificación:
Envuelve esta piedra en un paño de tela azul intenso, déjala a la luz de una vela azul durante una noche y medita un rato concentrado en la llama sobre todas aquellas impurezas que desea eliminar de tu ser; imagina que estas impurezas salen de su cuerpo como estelas de humo negro y que son atraídas y absorbidas por la piedra envuelta.  Luego abre el paño y visualiza como emanan de la piedra vapores blancos, que penetran en tu cuerpo, De ese modo activarás el poder del lapislázuli para transformar tu oscuridad en luz espiritual.

Para la meditación:
En el momento de la meditación, se puede poner sobre la frente,  ya que es una piedra que ayuda mucho a la  concentración. Reabsorbe la energía acumulada en esta parte y la enfría.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO