CÓMO SERÁ EL AÑO 2016 PARA LIBRA




Libra, tú vas a ser de los signos más interesados en conocer cómo va a ser el año, y no porque haya sido tan malo que quieras saber que todo va a cambiar y que necesites que alguien te diga que se acabó lo malo. Tú vas a leer todo esto con mucho interés porque si algo has aprendido meses atrás es que hay cosas que tienen que cambiar y quieres ver un poco de luz para seguir el camino, pero el camino ya lo has empezado tú.

Has tenido mucho tiempo para pensar que lo que te parecía que funcionaba, no era así; es como si meses atrás, en algunas etapas más duras, hubieras ido tomando conciencia de que tu escala de valores debía sufrir modificaciones, y que lo que te valía, o creías que te hacía feliz, puede convertirse en algo mejor o apartarse, si es que te habías confundido mucho. Relacionarte con personas diferentes y conocer que hay otros mundos más allá de tu calentita zona confort, te ha puesto delante un panorama diferente y ahora quieres salir de expedición. Has visto que hay niveles de pasión en las relaciones de los que tú nunca has disfrutado; que hay sitios que no conoces porque has estado muy cómodo y atareado haciendo de tus días un paseo tranquilo y placentero; que hay nuevos proyectos por los que te apetece apostar en vez de seguir haciendo cada día el mismo trabajo de siempre. Y todo esto no te ha llegado en plan revelación como una luz que se abrió en tu cabeza una mañana al despertar. No. Ha sido producto de muchos tiras y afloja, de etapas que te han removido hasta casi tirarte al suelo, y que si no lo has hecho, es porque tu base vital es compacta y está bien equilibrada, dentro de tu desequilibrio natural.


Y mientras estabas medio cayendo, has ido sumando sensaciones, miedos y pequeños fracasos que te han servido para zarandear tus estructuras y darte cuenta de que o entrabas en una nueva etapa o te ibas a quedar en la misma, acomodado pero con cierta inquietud porque has visto que algo no funciona como debía. Libra, si tomas nota de todo, tu capacidad de reacción va a significar el principio de muchos momentos donde seguirán muchas personas del pasado y del presente, pero donde van a entrar otras nuevas que te van a hacer sentir muy pero que muy bien. Si sabes reaccionar a tiempo, tu forma de trabajar va a cambiar, y aunque seguirás siendo alguien muy cumplidor, vas a ser capaz de pedir nuevas responsabilidades o de aceptar otras a las que tienes menos miedo que nunca. Si alzas más la voz en casa, vas a ser capaz de darle un giro a tus relaciones familiares, dejando de ser la persona fácil, para ser la persona implicada, igual de amable, pero con más poder para ser quien la tenga la última palabra, no la que siempre apoya o se calla, pero no sentencia.



Todo este movimiento te va a dar un año en el que a veces tengas dudas de si lo estás haciendo bien, pero recuerda Libra, que el que nunca dice nada, nunca se equivoca, y que tú quieres equivocarte por hacer cosas no por dejar que sigan igual que siempre, y sobre todo por haberte dado cuenta que de habiéndolo hecho bien, no ha servido como tenía que servir. Y lo mejor de todo, Libra, es que conforme vayas reafirmándote a lo largo del año, cada mes sumará puntos para el siguiente y notarás que se te va premiando por haberle dado un giro un a tu vida, nunca radical, porque ni te hacía falta ni tampoco eres tú de esos signos que sorprenden haciendo locuras. Será un mini giro a tu vida pero tendrás los efectos positivos de tal nivel como si le hubieras dado la vuelta a un calcetín. Son premios por la superación y sobre todo, son premios por trabajar para ti, sin pensar en lo que pensarán los demás de todo ello; en que lo quieres hacer y lo vas a hacer. Oirás lo que te digan porque siempre escuchas y tienes en cuenta, pero sin dejar de sonreír, les mirarás y pensarás por dentro, tú que sabrás, y casi querrás gritarlo, pero no lo vas a hacer porque tu nunca pierdes las formas. Tú siempre tienes en cuenta a los demás Libra, y aunque lo sigas haciendo, tienes que situar a los demás en un plano por debajo de ti porque ellos son los que te debilitan. ¿No te das cuenta que a la gente le va la marcha y que cuando peor les tratan más se entregan? Y como tú no tratas mal a nadie, muchos no os valoran por lo que sois, por lo buenos que sois, por amables y cordiales. Que no os gane la batalla la gente, que tu debilidad es lo sensible que eres cuando no se te valora por tanto que das. ¿Y es que ser sensible es malo? Ya quisieran muchos depredadores de sentimientos tener vuestra sensibilidad. Oído entonces ¿no? El problema lo tienen lo demás. En todo caso, ayúdales, pero ayúdate antes a ti mismo. Porque tú no deberías fallarte nunca a ti mismo.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO