CÓMO SERÁ EL AÑO 2016 PARA SAGITARIO




Sagitario, ¿tienes preparado tu arco y las flechas? ¿tienes ganas de pelear contra un duro contrincante? ¿crees que da igual lo que vaya a venir porque vas a poder con todo? Seguro que has dicho a todo que sí, porque ese eres tú, un luchador que nunca decae, uno de los 300, 3.000 o 3 millones de personas tocado por los dioses que aún así no deja nunca de tener la cabeza bien alta a pesar de los avatares. Y como estos van a llegar, la mejor actitud será la de estar preparado, mentalizado y tranquilo, para tener la mente fría y que algunos ardores de la batalla no te lleven ni a tirar la toalla, ni a que ni siquiera roce el suelo.

Para ti llega un tiempo de hacer cosas importantes, en tu caso importantes porque marcarán tu destino, importantes porque serán duras pero tras las que conquistarás territorios que ni te imaginabas que podrían ser para ti. Y eso sólo porque en 2015 has estado viviendo, y disfrutando, y sufriendo también, pero no hubo mucho tiempo para pensar en el futuro. Pero ahora sí, este año, mucho de lo que hagas va a sembrar los cimientos de la vida de un nuevo Sagitario, y aunque te relamas con el reto, nunca pierdas de vista ni el triunfo ni el duro camino que te llevará hasta él. Si en enero todo el mundo se hace su clásica lista de propósitos para el año que acaba de empezar, para ti Sagitario no debe ser la tópica lista con los repetidos hacer ejercicio, dejar de fumar, perder dos kilos, leerme un libro al mes, ser más solidario, buscar tiempo para los amigos, hacer limpieza en las fotos del móvil… No, tu lista puede ser más corta o todo lo larga que tú quieras, pero en ella debes anotar cosas grandes, de las que marcan etapas, y si en la vida hay unas etapas más importantes que otras, anota bien grande 2016 porque ésta va a ser una de las importantes.

Habrá amores que lleguen y se vayan y otros muchos que se queden; habrá amistades y planes que no te querrás perder y otros que dejarás pasar si no les encuentras sentido; habrá decisiones importantes en temas de estudios, cambios de casa, de trabajo o de ciudad; habrá días mejores y otros peores… habrá de todo, como es normal, pero en tu caso, cada elección, cada paso, cada decisión, cada proyecto, te van a llegar y tendrás que meditar muy bien lo que haces. Porque ni las prisas, ni perder los nervios ante retrasos, ni lo frenos cuando estabas lanzado, te deben desmoralizar, al revés, todo lo contrario.


Cada escollo debe significar una señal para alertarte y poner de tu parte más responsabilidad, más constancia y sobre todo, más ilusión. Prepara tus mejores virtudes en cuanto a confianza, optimismo y entusiasmo para que nade te frene, y en todo caso, te puedas hasta reír de la vida por tocarte las narices en determinados asuntos que creías perfectamente controlados. Y cuando algunos meses te vuelvas a ver tan enérgico como siempre, que no sea para correr más y recuperar el tiempo perdido, sino que sea para recuperarte y hacer un fondo de reserva para cuando vuelvas a sentir que algo se tuerce, pero nunca para correr, Sagitario. Este año es una carrera de fondo, nada de pruebas de velocidad, en todo caso de relevos porque, una vez más, son más los que te van a apoyar que los que lucharán contra ti. De fuerza y de inteligencia vas sobrado, y por supuesto que debes tirar de ellas para tu día a día, pero cuando hablamos de meses, lo que tendrás que poner a prueba es tu resistencia, y créete que si lo consigues, el premio es gordo, mucho mejor que si te tocó algo en la lotería, que sabiendo la suerte que tienes, seguro que algo has pillado. Ahora el premio eres tú, tu crecimiento personal, acabar la carrera sabiendo que no era fácil, que has llegado, y además hasta con marcas personales en algunas etapas. Y esas te van a llegar en pilares importantes de tu vida, temas de trabajo y estudios, tu casa, tu familia… Y aunque te cueste creerlo, si sabes madurar, si tomas nota de tus puntos débiles, si reflexionas ante los inconvenientes en vez agotarte sacando tu genio, esa carrera universitaria que elijas será una base para tu futuro; los altercados familiares van a pasar por momentos de querer estar solo en una isla desierta, pero cuando se arreglen, te van a emocionar hasta hacerte saltar las lágrimas; y si el trabajo te lleva a vivir donde no querías, algún día recordarás lo que te costó aquella elección y lo feliz que estás allí donde encontraste el amor, o la casa de tus sueños, o sacar adelante el gran proyecto de tu vida.



Así que engrasa tus flechas para que toquen la diana de la paciencia, la de la disciplina, la del trabajo duro con menos pasta de la que esperabas, la del espejo donde ves lo peor de ti… Prepara una bolsa en la que puedas meter algunos viajes que te ilusionen hasta que los hagas, los teléfonos de algunas personas que siempre van a estar ahí, para lo que sea, cuando sea y donde sea, y mete también la satisfacción de ser alguien con tanta capacidad para hacer cosas. Alguien que teniendo mil frentes en los que disfrutar, que fallen unos cuantos o se retrasen no van a impedir que otros cientos más te sigan haciendo sonreír cada día.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO