CÓMO SERÁ EL AÑO 2016 PARA TAURO




Ser alguien tan tranquilo y mirar unos pronósticos sólo puede significar que te das la opción de ver cómo estará el panorama, nada más. Tú solo pasabas por aquí y querías mirar ¿no? Pues mira, mira, Tauro, qué seguro que encuentras cosas interesantes que te sirvan para tu vida en 2016. Siéntate y disfruta como si tuvieras ante ti una buena comida, de esas abundantes, ricas y variadas, de las que eres tan amante, y que se te van a servir como al cliente más selectivo y exquisito que pase por este restaurante. Y tú no te muevas, no hace falta. Ya sabemos que como buen Tauro no vas a lanzarte, tú te vas a dejar agasajar y el premio será que aceptarás todo lo que se te ponga por delante. Ahora ya si, todo lo bueno. Y si al acabar sonríes y comentas que sí, que estaba todo bueno, ya se pueden dar los planetas con un canto en los dientes. Te ha gustado, y cuando tú dices que te gusta algo, es que te gusta, ni mientes ni hablas por hablar.

Pues esperemos que 2016 te guste, con todos los platos que ponga delante ti. Con los entrantes fríos, como es el dinero, no te vas a preocupar; ya te preocupas cada día por ganarlo, administrarlo bien y conservar de él todo lo que puedes. El dinero te sirve para sentirte seguro y por eso te curras no malgastarlo. Y cuando además es sólo tuyo, te reorganizas una y otra vez para compensar ingresos y gastos. Cuando se trata del que compartes con otras personas, ahí sí que puedes tener complicaciones si ves que los demás no son tan conservadores como tú. Pero te callarás lo justo y que nadie piense que el que calla otorga. Que observen bien tu cara y que saquen sus conclusiones de cuando están haciendo algo que no te gusta con vuestro dinero.

Lo siguiente será decir cuatro cosas, o tres, tampoco hay que gastar ni una palabra de más para poner a nadie en su sitio. Cuando llegue el primer plato, el trabajo, lo vas a disfrutar, pero lo justo; aún queda mucho por comer y tampoco quieres hartarte, y además, el trabajo te gusta porque sirve para lo que sirve, tampoco hay que darle muchas vueltas. Tú vas a cumplir allí donde se te encargue algo. Y lo harás a tiempo. Y si exige un poco más, ahí vas a estar, aunque sea por demostrar que tú siempre estás hasta el final, y donde te falten las ganas o las fuerzas, le pondrás obstinación y acabarás consiguiendo lo que quieres.


¿Y si hay cambios? Lo asumirás, claro, pero intenta confiar más en tus posibilidades ¿vale? Ahora que ya los camareros se afanan con el segundo plato, tus relaciones con los demás, empieza a ponerse la cosa interesante, y hasta tu relación con los que ahora te están sirviendo, dice mucho de cómo enfrentas las que tienes con todo el mundo: te gusta el buen trato, la amabilidad, que las personas que están en tu vida estén a la claras, y que sepas que puedes contar con ellas porque tú a cambio ofreces lo mismo. Ni más ni menos. Sólo una cosa Tauro: la vida es puro movimiento, y está bien querer que todo lo que funcione, funcione siempre igual. Pero eso es una utopía, nada permanece siempre de la misma manera porque la vida y las circunstancias cambian, y las personas con ellas. Y tu trabajo tiene que ser no aferrarte a algo y querer que siempre sea igual.

Tienes que adaptarte a los cambios porque van a suceder quieras o no quieras, y quedarte ahí sin moverte cuando todo se mueve alrededor, te va a desestabilizar más que moverte al ritmo de los acontecimientos. Y sí, has oído bien, desestabilizar, aunque parezcas una mole que no hay dios que mueva. Las relaciones de amistad o con la familia sí puede que las controles mejor, pero con las sentimentales tendrás que decidir que si quieres conservar algunas de ellas, tendrás que asumir mayores compromisos sentimentales. Pero no sientas que hacerlo te va a suponer perder tu libertad, todos la estamos perdiendo continuamente por un lado pero ganándola en otras cosas. Cuando llegue el postre, Tauro, el sexo, para ti será la mejor manera de poner fin a una buena comida, la que esperas que sea 2016. Una comida que tendrá mejores o peores platos pero a ti todos ellos te van a servir porque todos alimentan. Eso sí, algunos algunos los disfrutarás más que otros. ¡Bienvenidos seas los placeres de la vida! ¡Y los que no sean placeres, que vengan también, pero que se pongan detrás en la cola.



¿Para qué ponerse nervioso si tú te ves capaz de afrontar lo que sea? ¿Para qué preocuparse si cuando algo viene mal se acaba pasando y luego no es tan grave? Así deberían pensar muchos, la verdad. Quizás por eso para ti todo lo que tenga que llegar en 2016 será previsible como tú, y las sorpresas que esconda, pues te vas a sentar a esperarlas. Y que se preparen ellas si no vienen para hacerte la vida mejor. Y ya no quieres pensar más. Lo tienes claro y pensado. Vas a estar ahí para lo que haga falta. Ni más ni menos.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO