LAS INSEGURIDADES DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO


Nuestras inseguridades nacen de todo aquello que nos gusta menos de nosotros. Nos sentimos inseguros cuando nos vemos inferiores a otros. Cuando tememos el rechazo por algo que no gusta de nuestra forma de ser, nos sentimos de menos. La mayor parte de las veces todas las inseguridades suelen estar relacionadas con nuestra autoestima. A mayor autoestima, menos inseguridades y viceversa. Conoce las tuyas para tenerlas mejor localizadas y luchar contra ellas. ¡A muerte!



ARIES

Aries, tu autoestima es alta y cuando baja un poquito tiras de ella hacia adelante o hacia arriba, con toda la fuerza, ímpetu y entusiasmo de tu signo. Sin embargo, nadie es perfecto y tú bastante mérito tienes con no caer casi nunca a pesar de los embates de la vida. Por eso, a veces te puedes sentir inseguro al lado de alguien a quien consideras superior. Por su inteligencia, por los éxitos que haya tenido, por su forma equilibrada de ser… Y te sale la competitividad. Y de sentirte inferior pasas a querer estar por encima. No lo hagas, tú vales más que eso. Lo que debes es intentar aprender de los valores que tiene esa persona que tanto te gustan. ¿Ves qué fácil?

TAURO

A pesar de la seguridad que muestras, también tú tienes tus inseguridades, Tauro. Y algunas están directamente relacionadas con tu capacidad constructiva y tu sentido de la posesión. Trabajas duro para conseguir lo que quieres. Y una vez conseguido, quieres mantenerlo. Es entonces cuando te entra el miedo a perder lo conseguido. Un miedo que se agrava cuando ves que a tu alrededor nada es eterno, todo cambia. Y todo eso te crea mucha inseguridad. Además del miedo a cambiar lo que crees que funciona bien. Tauro, no te aferres tanto a nada. Y vive el momento. Verás cómo sientes cierta liberación cuando dejes que se pierdan algunas cosas por el camino. En el fondo, no serían tan importantes.


GÉMINIS

Géminis, en tu carrera por la vida por llegar rápido, estar en mil sitios y hacer de todo un poco, quizás no hayas podido acabar muchas cosas de las que empezaste. Como tus estudios. O haber mantenido algunos trabajos o conservado algunas relaciones. Y ahí surgen tus inseguridades, pensando en si debías haber hecho esto mejor que lo otro. Si deberías profundizar más en vez de tener tantos intereses en tantas cosas pero quedarte siempre en la superficie. Géminis, tienes la inteligencia suficiente para darte respuesta a tus preguntas y sentirte más seguro de todo lo que haces o dejas de hacer. Mejor que tú no hay nadie para alertarte sobre lo que debes cambiar y lo que debes seguir haciendo igual.

CÁNCER

Cáncer, eres el centro de los núcleos familiares, de los grupos conectados por algún tipo de afecto (que pueden ser incluso de trabajo). Sabes que estás hecho para proteger, para amar a los demás. Y de ellos recibes en forma de cariño todo lo que necesitas en la vida. La dependencia de estos afectos y el miedo a perderlos es la fuente de muchas de tus inseguridades. Te mueres por querer demostrar una independencia para la que no sirves. Y te puedes acabar sintiendo peor. Cáncer, hay decenas de personas y grupos en los que siempre habrá un hueco para ti. No tengas miedo. Amplía tu círculo y multiplica lo que das y lo que puedes recibir.

LEO

Leo, tu autoestima está a salvo y la mantienes reforzándola con tus muchos valores. Sobre todo algunos que te llegan de tus intensas relaciones. Y donde sientes que esta autoestima pueda bajar un poquito, te autoexiges levantarte y crecerte aún más. Por eso, no sólo te gusta que los demás reconozcan lo que tienes (y les ofreces) sino lo que peleas por conservarlo. Tienes una autoestima alta y te lo curras mucho para mantenerla así. Y ahí es donde los demás te hacen sentir inseguro si no te reconocen lo que vales. Inseguridad que crece al verte vulnerable. Miedo a parecer poco, cuando no es así. Leo, seguro que los demás reconocen tus valores. ¿Y si te los empiezas a reconocer tú? ¿Por qué esperar a que tengan que hacerlo los demás? Ponte un 10 tú.



VIRGO

Mientras ayudas a todos te sientes feliz, Virgo. Hay algo dentro de ti que te dice que estás hecho para eso. Que naciste para sentirte útil. Pero también naciste siendo perfeccionista y analítico. Y eso te lleva a la inseguridad. ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Lo podría hacer mejor? ¿He tenido en cuenta todo los detalles para acertar al 100%? A todas estas preguntas deberías responderte con un SÍ. Pero ahí están tus inseguridades para no dejar que te relajes. Virgo, si no lo estuvieras haciendo bien, no te saldría todo tan bien como te sale. ¿Que se puede mejorar? Claro, todo es mejorable. Y lo puedes hacer, tranquilamente. Pero para sacar matrícula de honor. Disfruta tu sobresaliente AHORA.

LIBRA

Libra, en tu afán por encontrar el equilibrio, lo acabas encontrando. Y tu vida suele ser equilibrada (aunque tú por dentro tengas tus inquietudes). Tus relaciones sociales son intensas y estimulantes. ¿Qué es lo que lo estropea todo? Pensar en que cualquier cosa pueda desequilibrar esa vida: los conflictos con alguien, las dificultades del día a día, los errores al tomar alguna decisión… Tu inseguridad es por tu miedo a que algo o alguien pueda descontrolar lo que tanto te cuesta mantener en su sitio (incluido tú). Que alguien te arrastre a alguna pasión que se escape a tu control. Y si es así, ¿qué? Libra, date el gusto de probarlo. No hay mejor terapia para acabar con un miedo que conocer de cerca a tu enemigo. Seguro que luego dirás, ¡pues no era para tanto!

ESCORPIO

Con la intensidad de tus emociones, tus sentimientos y tus pasiones mueves el mundo, Escorpio. Lo sabes y es tu gran seguridad. Tu necesidad de estar satisfecho es ilimitada. Y eso te lleve a moverte y a mover el mundo. Sin límites. Eres capaz de cambiar cualquier cosa en esta vida Salvo lo que está fijo, lo que es estático. Lo que no se puede mover. Ahí surge tu inseguridad, de pura frustración. Escorpio, piensa que no eres tú. Hay quien cosas que son inamovibles. Hay personas, hechos y sentimientos rígidos. ¿Quien los quiere? Pasa de ellos. Disfruta de lo que tienes, de lo que sí puedes cambiar y es todo tuyo. Todo eso sí que se merece tu atención, tu interés y tu energía.

SAGITARIO

Sagitario, estás acostumbrado a tu optimismo y a conseguir muchos éxitos. En parte porque crees mucho en tus posibilidades. En parte porque apuestas a lo grande, y ganas a lo grande también. Pero la vida a veces no nos trae todo lo que esperamos. Y que tus expectativas se frustren sacan de ti un orgullo que podría ser bueno para pelear y mantener la cabeza alta. Pero a veces no te resulta tan fácil mantener el espíritu tan alto. Y es esa debilidad la que te llevará directamente a la inseguridad. Sagitario, nadie te juzga. No lo hagas tú. A veces se pierde, a veces caemos. Pero lo importante es levantarse o que haya muchas manos que te ayuden a hacerlo.

CAPRICORNIO

Tu capacidad para organizar tu vida y la de otras personas es de sobresaliente, Capricornio. Siempre desde un punto de vista práctico. Sabes cómo hacerlo y sabes cómo hacerlo bien. La prueba es que los demás se ponen a tu disposición para que lo hagas. Confían ciegamente en ti. Sin embargo, cuando se trata de sentimientos y emociones, llega tu inseguridad. Sabes que ahí no eres tan bueno. Y para colmo, te empeñas en esconder tus miedos y en que no se te note nada. Fuera la armadura Capricornio. Aprende a quitártela, aunque sea sólo a veces. Y cuando lo hagas, muchos miedos e inseguridades se irán con ella. Bye, bye.

ACUARIO

Estás tan pendiente y colaboras tanto en el bien común que tiendes a olvidarte de ti, Acuario. Tus relaciones con los demás son de puertas para afuera. Te sientes libre pudiendo hacer lo que quieres, expresando lo que piensas y sintiendo… poco. Ese desapego, esa distancia emocional que le pones a todo es lo que te lleva a oír una voz de alarma. La que te dice que también tienes que mirar hacia dentro, y descubrir si hay problemas. Y si los hay, arreglarlos. Y saber que tienes que enfrentarte a todo eso te produce inseguridad. Inseguridad que viene por el miedo. A tus deseos, a sentir, a enamorarse, a perder cosas… Acuario, a los miedos hay que enfrentarse. Y combatirlos. Y las inseguridades que se esconden detrás, caerán con ellos.

PISCIS

Tus habilidades psicológicas son las mejores de todo el Zodiaco, incluida tu intuición y tu capacidad para entender la subjetividad del alma humana. Tener estas virtudes, sin embargo, te crea inseguridad, Piscis. ¿Por qué? Porque no son comunes. Porque lo común es ser realista y tú quieres serlo pero en el fondo, te horroriza. Porque te gustan tus sueños pero los demás presumen de vivir la realidad. Y tú no sabes qué es eso. Piscis, juega con la vida. Compórtate de forma práctica en muchos de tus hábitos del día a día; se más realista en cosas banales. Haz como hacen ellos. Imítales. Pero que nadie toque tu esencia, tu capacidad para la fantasía y los sueños. Son tuyos, exclusivos. Y en eso, nadie te puede imitar.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO