¿CÓMO INFLUYE LA LUNA EN EL HORÓSCOPO?


Igual que Mercurio puede condicionar tu día a día, la posición y el estado de la Luna pueden repercutir directamente en tu subconsciente. Sueños, pasiones, amor...
Descubre qué tipo de influencia ejerce el satélite en tu vida astrológica.


Las fases lunares han sido estudiadas por el ser humano desde hace miles de años, pero es que este astro no influye sólo en nuestros cambios de humor sino que, algunas características que forman parte de nuestro carácter son consecuencia de la posición de la Luna en el momento exacto de nuestro nacimiento.


El magnetismo que la Luna ejerce sobre la Tierra se puede trasladar al ser humano. Los sentimientos más ocultos, las pasiones inconfesables y los instintos, se dejan ver a la luz de la Luna. La forma de reaccionar frente a diferentes acontecimientos también es consecuencia del poder de este satélite que funciona como un regidor de nuestro comportamiento en el terreno más sensible. El amor, los sueños, el hogar... Existen además signos lunares, en los cuales predomina la pasión y el mundo de los sentimientos.

La Luna en...
En internet puedes encontrar diferentes calculadoras que te dirán cuál es tu signo lunar. Por otro lado, también es importante conocer la situación de la Luna. Repasamos signo a signo cómo influye este satélite en el carácter de cada signo del zodiaco.

La Luna en Capricornio. El autocontrol es su principal cualidad. A veces por querer dominar sus sentimientos pueden parecer personas sin sentimientos.

La Luna en Acuario. Se trata de personas que siempre sorprenden a todo el mundo. Sus actos nunca siguen un patrón y aman la libertad y la independencia por encima de todo.

La Luna en Piscis. Los sueños dominan a este tipo de personas ya que, en ellos, la Luna ejerce mayor presión. La sensibilidad y la empatía son sus principales rasgos. Su tremenda generosidad puede convertirse en su mayor flaqueza.

La Luna en Aries. Amantes de las emociones fuertes y enemigos del aburrimiento. Actúan por impulsos, la pasión se suele apoderar de ellos y en algunas ocasiones pueden pecar de egoístas o poco empáticos.

La Luna en Tauro. El signo más hedonista del zodiaco suele dejarse llevar por sus pasiones más incontrolables si está bajo la influencia de la Luna. Si el romanticismo es una de sus cualidades, los celos y el egoísmo son sus puntos débiles.

La Luna en Géminis. De nuevo la Luna se apodera de los aspectos intangibles y el don de gentes de Géminis se ve potenciado por la empatía. Al ser capaces de entender a la perfección a todo el mundo, siempre estarán rodeados de gente y pueden pecar de superficiales.

La Luna en Cáncer. La Luna intensifica las cualidades típicas de un Cáncer. Su sensibilidad y sentido maternal se ven agudizados tratándose de personas bastante susceptibles y amantes de la vida tranquila.

La Luna en Leo. Los Leo necesitan diferenciarse de los demás y ser el centro de atención, sin embargo la influencia de la Luna es aquí un elemento dulcificador de su carácter. La alegría, la calidez y la generosidad se verán potenciadas bajo la Luna.

La Luna en Virgo. Al tratarse de personas reservadas emocionalmente, la influencia del astro aumenta su carácter sensitivo y hace que expresen algo más sus sentimientos. Su gusto por el autocontrol seguirá siendo infranqueable.

La Luna en Libra. El equilibrio que tanto demandan se puede ver algo alterado por las pasiones secretas que la Luna despierta. Su constante búsqueda de la armonía los llevará a pecar de falta de carácter.

La Luna en Escorpio. El fuerte carácter de Escorpio se queda a un lado para apostar por la empatía. La influencia de la Luna hará que los instintos se apoderen con bastante facilidad de sus pensamientos, aumentando la precipitación de sus actos.

La Luna en Sagitario. La positividad y la alegría se apodera de ellos gracias a la Luna la cual hace que sus sentimientos estén aún más a flor de piel. Su espiritualidad se ve aumentada.

Influencia en el terreno sentimental
La Luna siempre ha estado relacionada con el amor y el mundo femenino así que su repercusión en las relaciones sentimentales es total. Se dice que el mejor momento para conocer a alguien y enamorarse es en un momento de Luna llena ya que la pasión se apodera de los amantes y es más probable el éxito de la relación. Otro de los poderes "mágicos" del satélite es la facilidad para conocer en profundidad a una persona. Las barreras se rompen y los sentimientos de ven sin filtros. Del mismo modo que la Luna llena favorece el comienzo de las relaciones amorosas, favorece también la aparición de la amistad. Durante este periodo estamos más predispuestos a conocer a gente nueva.

El terreno afectivo es el que se ve influenciado de una forma más positiva ya que la Luna llena hace que la irracionalidad, los instintos y la pasión sean los que dominen en los encuentros amorosos. Este poder del inconsciente también puede favorecer algún que otro conflicto ya que afloran sentimientos ocultos que pueden sorprender a la pareja.

Pero si el satélite afecta positivamente a las relaciones sentimentales, la ausencia de Luna, es decir, la Luna nueva, hace que la capacidad de pensar de forma racional y la comunicación se vean deterioradas. Algo parecido a lo ocurrido durante la época de Mercurio retrógrado.

¿Susceptible yo?
Claro, si hemos dicho que la barrera entre los sentimientos, el subconsciente, los sueños y los instintos es más fina cuando la Luna está llena, el carácter se ve alterado también por la percepción de la realidad. Digamos que nuestro cuerpo es como una bomba a punto de estallar y la forma que tenemos de reaccionar ante cualquier situación siempre será más virulenta. La confusión se apodera de nosotros.

Por tanto, esos días en los que nos despertamos más densos y sentimos que todo el mundo va en nuestra contra, en realidad lo que nos ocurre es que la Luna está ejerciendo influencia sobre nosotros.

La influencia en el cuerpo humano
La cultura popular dice que, además de la influencia de la Luna en las mareas o en los cultivos, este satélite también repercute en algunos aspectos de nuestra anatomía. Al tratarse de un astro al que se ha catalogado en más de una ocasión como un astro femenino, el cuerpo de las mujeres es el que más condicionado se ve.

Desde el sexo del bebé hasta el momento del parto, todo puede estás influido por la fase lunar en la que nos encontremos. Mientras que determinar si será chico o chica según la situación de la Luna en el momento en que fue concebido el bebé es algo bastante complicado, las creencias sobre el parto son más comunes de lo que puedas imaginar. Siempre se ha dicho que la Luna llena favorece al parto, es decir, las noches de Luna llena, suelen dar a luz un mayor número de mujeres. Si el parto se da en un momento de Luna creciente, es más probable que haya algún tipo de complicación, si se da cuando la Luna esté menguante, es posible que la bolsa amniótica se rompa y, si es tiempo de Luna nueva, hay más probabilidades de que se de un parto espontáneo.

Pero además de aspectos tan importantes y trascendentales como el parto, el crecimiento del vello o de las uñas también está relacionado con la fase lunar. Si lo que quieres es un pelo y unas uñas más fuertes, debes cortarlos en fase de Luna menguante mientras que si prefieres la rapidez frente a la fortaleza, aprovecha la Luna creciente. Diferentes estudios científicos han demostrado que el crecimiento del vello no está relacionado con la Luna, pero, siempre puedes hacer tus propios experimentos.

Entradas populares de este blog

LA MEJOR POSICIÓN AMOROSA SEGÚN TU SIGNO DEL ZODIACO